Noticias · Blog · Contacto
Buscar establecimientos
English
French
German
Portuguese
Italian
Chinese
Japanese
Russian
Alcaudete
Boletín de Novedades
Suscribete a nuestro boletín y recibe en tu correo todas nuestras novedades.
 
Alcaudete

 

 

La ruta da la espalda a las tierras cordobesas y se decide a cruzar la barrera montañesa que separa el valle del Guadalquivir de la Vega de Granada. Se interna en la campiña de Jaén, penetrando por el puerto de Alcaudete. La silueta magnífica de una torre de 25 metros de altura culmina el cerro cónico que domina la población. Alrededor,los valles y lomas están cubiertos de olivos, cereales y frutales. Una tierra feraz y una posición estratégica han marcado su historia. La abundancia de agua ha facilitado el asentamiento del hombre en estas ricas tierras; así lo manifiestan la aparición de restos arqueológicos de diferentes culturas localizados en las cercanías.

 

Tras la conquista musulmana, se decide levantar en la colina próxima un hisn o fortaleza para proteger a la población de cualquier ataque, lo que significa el germen de las actuales defensas. Poco a poco la población crece y estas murallas se amplían para garantizar aún más la seguridad de sus habitantes. A fines del siglo IX, aparece envueltaen las sublevaciones de Ibn Mastana y Umar Ibn Hafsun, sufriendo varias devastaciones a lo largo de la historia, hasta que el emir Abd al-Rahman III la somete definitivamente en el 925. Como lugar equidistante entre Córdoba y Granada alterna su dependencia entre la cora de Ilbira y la de Priego.

 

Durante el periodo de Taifas quedará integrada en el reino zirí de Granada, e inicia una crónica de sucesos y agitación permanentes. A finales del siglo XI, el Cid Campeador pasó por estas tierras para ayudar al ejército de Alfonso VI en la incursión por la vega granadina. Bajo el dominio almohade sus defensas alcanzan el máximo apogeo, al edificarse una gran cerca que rodea la ciudad y una alcazaba en la cumbre del cerro. Tras la batalla de las Navas de Tolosa (1212) se inicia la ofensiva de los ejércitos castellano-leoneses, hasta que se produce la toma de la villa por Fernando III en 1246, cediéndosela a al-Bayyasi, rey de Baeza. Formará parte de las posesiones de la Orden de Calatrava –quienes refuerzan notablemente sus defensas construyendo un nuevo castillo a partir de la fortaleza andalusí–. Los nazaríes la recuperan en 1300 hasta que en 1340 Alfonso XI la recupera definitivamente. Aunque subordinados a los intereses del monarca, el cargo de alcaides lo ocupan la familia de los Fernández de Córdoba.

La villa quedó adscrita

 

Visitas

Castillo: Centro de Interpretación de la Orden Militar de Calatrava

 

 

El conjunto defensivo de Alcaudete fué construido tras la conquista musulmana, abandonando las áreas que tradicionalmente habían sido ocupadas por los romanos. Durante el período andalusí esta población era conocida como al-Qabdaq, estando integrada en la cora de Ilbira. El cambio de área de ocupación fue debido principalmente a razones estratégicas, ya que desde el nuevo emplazamiento resultaba más fácil la defensa y el control

de la vía de comunicación que unía Córdoba con Granada. En época almohade se reestructuró el dispositivo. La ciudad se rodeó de una cerca o muralla construida con tapial sobre basamento de mampostería. En la cumbre del cerro se edificó una alcazaba, adaptada a la orografía del terreno.

 

Fue conquistada en 1246 por Fernando III y cedida a la Orden militar de Calatrava, convirtiéndose en el punto más avanzado de la frontera con el reino Nazarí de Granada.

 

 

Bajo el dominio de la Orden Militar de Calatrava se remodela el conjunto defensivo: los muros se refuerzan y se edifica un nuevo castillo siguiendo las líneas de anteriores construcciones. Los elementos más destacables son la torre del homenaje, las caballerizas, el refectorio y dos aljibes, así como la portada principal y el portillo.

 

 

Actualmente alberga el Centro de Interpretación de la Orden Militar de Calatrava. El visitante puede conocer la evolución histórica del edificio, desde su origen como alcázar almohade, pasando por las transformaciones desarrolladas por los freires calatravos hasta concluir con la construcción en su interior, del palacio de los señores de la villa. En el recorrido, el visitante se ira adentrado en el quehacer diario de los freires, en la crudeza y el peligro de la vida en la frontera con el reino Nazari de Granada, y en los principales personajes que habitaron la

fortaleza.

 

Horario de Visitas: Contactar con la Oficina de Turismo ubicada en el Centro de Recepción de Visitantes. Tfno.: 953560304.

 

Iglesia de Santa María la Mayor

 

 

Según la tradición, se levanta sobre los restos de una antigua mezquita. Se edificó en varias fases: la primera corresponde con la construcción de su planta rectangular dividida en tres naves y la capilla mayor de Martín de Bolívar, de traza Gótica. La segunda, se identifica con una nueva capilla mayor obra de Francisco del Castillo, de estilo renacentista, al igual que sus sacristías. Cuenta con dos portadas donde se desarrollan temas iconográficos marianos, renacentistas y figurativos como son elementos heráldicos. Su libro de fábrica, menciona la intervención de Vandelvira hacia el año 1558. Por último se edificó el campanario que se concluyó en estilo barroco.

 

 

Iglesia de San Pedro

Se edifica en la segunda mitad del XVI, en uno de los nuevos barrios extramuros, bajo el proyecto del arquitecto Francisco del Castillo. Es de estilo renacentista, con tres naves y  cubierta con bóvedas baídas. Destacan los arcos de piedra caliza negra alternada con ladrillo y el coro.

 

 

Iglesia de la Encarnación

Conocida popularmente como del Carmen, es el único edificio que se conserva del antiguo convento de carmelitas descalzos. De estilo manierista, presenta una planta de una sola nave con un corto crucero. En ella se rinde culto a Nuestro Padre Jesús Nazareno, a San Elías, obra de Pedro de Mena y un Cristo Yacente articulado, posiblemente de José de Mora, y que pertenecía al desaparecido convento de San Francisco.

 

 

Convento de Santa Clara.

Es una congregación de monjas Clarisas que viven en clausura. Se inicia su construcción en el S. XVI como enterramiento de los condes de Alcaudete. Destaca la impresionante portada barroca de su iglesia conventual, flanqueada por columnas salomónicas.

 

 

Casa Consistorial o Ayuntamiento, de estilo Barroco, custodiado por la figura de San Miguel, su patrón. Adosado a él el Arco de la Villa, que era la puerta principal de acceso a la ciudad medieval, muy reformado en época renacentista. A través de ella, salimos del recinto medieval para adéntranos en la gran expansión que adquirió el municipio entre los siglos XVI al XVIII, y donde se encuentran edificios civiles y religiosos de muy diversos estilos, como la Ermita de la Aurora, hoy día convertida en cafetería.

 

 

 

Al cobijo de sus casas y haciendo honor al nombre de “ciudad de los manantiales”, encontramos diversas fuentes, que además de cubrir la necesidad de agua de sus habitantes, embellecen y realzan su urbanismo, ejemplo de ellas son la Fuente de la Villa, Fuente Zaide, Fuente Amuña, San Antón, Fuente Nueva, etc.

 

 

Hoteles en Alcala la Real
Hoteles en Alcaudete
Hoteles en Alfacar
Hoteles en Baena
Hoteles en Cabra
Hoteles en Córdoba
Hoteles en Granada
Hoteles en Lucena
Hoteles en Montilla
Hoteles en Nigüelas
Hoteles en Priego de Cordoba
Hoteles en Zuheros
Restaurantes en Alcala la Real
Restaurantes en Alcaudete
Restaurantes en Alfacar
Restaurantes en Baena
Restaurantes en Cabra
Restaurantes en Córdoba
Restaurantes en Granada
Restaurantes en Lucena
Restaurantes en Montilla
Restaurantes en Nigüelas
Restaurantes en Priego de Cordoba
Restaurantes en Zuheros