Noticias · Blog · Contacto
Buscar establecimientos
English
French
German
Portuguese
Italian
Chinese
Japanese
Russian
Alcala la Real
Boletín de Novedades
Suscribete a nuestro boletín y recibe en tu correo todas nuestras novedades.
 
Alcala la Real
Alcala la Real

La populosa ciudad y su fortaleza son la llave del histórico camino entre Córdoba y Granada: ocupan una estratégica colina en medio del pasillo natural que conecta ambas provincias a través de tierras de Jaén entre las montañas del Sistema Bético.

La ocupación de la zona experimentó un notable crecimiento tras la llegada de los musulmanes. A partir del año 713 se asentaron aquí diversos clanes árabes como aristocracia gobernante. En los siglos siguientes no faltan noticias acerca del importante papel jugado por esta ciudad amurallada que, dada su fisonomía, fue llamada al-Qalat, la fortaleza, con las variantes de Qalat Astalir o Qalat Yahsub. Formó parte de la cora de Ilbira y del reino zirí de Granada durante el período de Taifas. El apogeo de su pasado andalusí aconteció en el siglo XII, al erigirse en señorío independiente entre 1135 y 1145, bajo el protectorado de la familia Banu Said, que consiguió la autonomía respecto al imperio almorávide. Con el apellido de sus señores, Qalat Ibn Said vivió una etapa de prosperidad. De su vigorosa actividad cultural surgieron notables personajes de la vida política y literaria, vinculados a la estirpe regente de los Banu Said.     En el siglo XIII, una vez finalizado el dominio almohade, Alcalá y su territorio cayeron alternativamente en manos cristianas y musulmanas, al hallarse expuesta en primera línea de frontera. En 1341 Alfonso XI se apoderó definitivamente de la fortaleza. Quedó bajo el control directo de la Corona que estableció en ella una abadía de patronato real y la convirtió en su principal plaza para emprender la conquista de Granada. Al cabo de estos siglos de conflictos, la población buscó las áreas, más cómodas, del llano; poco a poco, la villa medieval fue abandonada, quedando como un monumental testigo de la historia.  

 

Visitas

Conjunto de la fortaleza de la Mota

La majestuosa fortaleza de la villa medieval corona el cerro que domina la población actual. Se inició en época musulmana, en el año 727; fue ampliada y reforzada por almohades y nazaríes, entre los siglos XII y XIII, y reformada por los cristianos, hasta el XVI. Deteriorada y despoblada poco a poco, los graves daños que sufrió en la Guerra de Independencia aceleraron su abandono en el siglo XIX. Presenta tres líneas de murallas que aprovechan en su trazado los afilados escarpes del terreno: la primera avanza para proteger los accesos, la segunda defendía los arrabales, la tercera delimita el recinto principal, la plataforma amesetada donde se hallaba la medina.

 

   

  

Asciende a la Mota a través de tres puertas: la de las Lanzas, de estilo renacentista de fines del XVI, la monumental torre-puerta de la Imagen, así llamada porque albergaba una efigie de Santa María, y la del Peso de la Harina. A partir de ésta se localizaban los edificios y espacios más significativos de la ciudad, cuyos restos arqueológicos pueden apreciarse en torno a la Iglesia Mayor Abacial. A su lado se ven los elegantes fragmentos renacentistas de las antiguas Casas de Cabildo, la Plaza Alta, centro de la villa vieja y la torre semiderruida de la Cárcel, que permite ver las bóvedas de sus cámaras. Desde aquí se divisa un dilatado paisaje, con Sierra Nevada al fondo. En la zona más alta de la Mota se eleva la Alcazaba –el reducto militar de la medina– un sólido castillo con entrada por un pasaje en recodo bajo la torre del Homenaje, de más de 20 m. de altura. En la gran sala de su piso medio se aloja el Museo Arqueológico, donde se exponen hallazgos de diversas épocas, sobre todo andalusíes, que permiten reconstruir la rica historia del lugar.   

 

HORARIO

INVIERNO: de 15 de octubre a 31 de marzo de 2013. Abierto de lunes a domingo de 10.00 a 17.30 hrs (los sábados hasta las 18.00 hrs)VERANO: de 01 de abril a 14 de octubre. Abierto de lunes a domingo de 10.30 a 19.30 hrsHORARIOS ESPECIALES: 24 y 31 de diciembre y 05 de enero: abierto de 10.00 a 14.00 hrsDÍAS DE CIERRE: 25 de diciembre y 01 y 06 de enero CONTACTO:953.102.717info@tuhistoria.org

 

 

 Iglesia Mayor Abacial

 Recientes excavaciones han puesto de manifiesto la importancia del lugar como área de enterramiento de diferentes culturas.

 

Iglesia de San Juan

 Se sitúa extramuros, en la falda de la Mota, en la cabecera del casco antiguo, formando un rincón lleno de encanto. Hecha a partir de una ermita entre fines del XVI y del XVII, es muy popular: preserva el Cristo de la Salud y es escenario de celebraciones de Semana Santa y San Juan. 

 

Iglesia de Consolación

 La principal iglesia de Alcalá, parroquia de Santa María la Mayor y sede de la patrona, la Virgen de las Mercedes, enfrenta su fachada a la calle Real, que termina en ella. Aunque surgió de una fundación franciscana de principios del XVI, el edificio se completó en varias etapas entre finales del siglo XVI y el XVIII. Cabe señalar, en especial, la portada renacentista, la esbelta torre del XVIII, de casi 40 m. de altura, y el deslumbrante retablo mayor, obra de Francisco Antonio Vidaurre. En las cercanías de la iglesia de Consolación se encuentra el convento de la Trinidad, alojado en una casa palacio de 1752. 

 

 Ayuntamiento y Casas de Enfrente

La plaza del Ayuntamiento está definida por dos edificios de fachadas casi simétricas, con arcadas en su planta inferior. Son las Casas Consistoriales, trasladadas aquí desde la Mota, y las Casas de Enfrente, lonja de comercio y vivienda, ambas terminadas hacia 1735. En 1791 se añadió la torre del Reloj. 

 

 El Llanillo

En las calles del Llanillo abundan notables edificios de principios del XX, en armoniosa convivencia con otras construcciones de épocas anteriores. Destaca el ya mencionado Ayuntamiento, y cercano a éste la iglesia de las Angustias. Por la Carrera de las Mercedes nos encontramos con la iglesia y convento de la Encarnación, edificación de 1630 en estilo renacentista, que fue fundación dominicana, como así lo atestigua el escudo de su portada. El Palacio Abacial, reedificado en 1781 sobre una mansión preexistente, combina en sus formas barrocas elementos de influencia francesa e italiana; llama la atención la atrevida curvatura del alero sobre el balcón de la portada así como es digno de mención su claustro de tres cuerpos. 

 

Paseo de los Álamos

Con diseño que se remonta al XVIII, este espacio centraliza la vida social de Alcalá. En una de sus esquinas el Pilar de los Álamos sirve de nexo de unión con el Llanillo. Dicho pilar se levanta en 1552, tal y como reza una leyenda en su frontal. Contiene elementos propios de Jacobo Florentino «el Indaco». Su discurso hace alusión a Alcalá como llave y guarda de los reinos de Castilla. Al otro lado del paseo nos encontramos con la iglesia de San Antón, de forma elipsoidal levantada sobre una ermita del XVI. El antiguo convento de Capuchinos se sitúa al otro lado del paseo, con una fachada de traza sencilla. 

Hoteles en Alcala la Real
Hoteles en Alcaudete
Hoteles en Alfacar
Hoteles en Baena
Hoteles en Cabra
Hoteles en Córdoba
Hoteles en Granada
Hoteles en Lucena
Hoteles en Montilla
Hoteles en Nigüelas
Hoteles en Priego de Cordoba
Hoteles en Zuheros
Restaurantes en Alcala la Real
Restaurantes en Alcaudete
Restaurantes en Alfacar
Restaurantes en Baena
Restaurantes en Cabra
Restaurantes en Córdoba
Restaurantes en Granada
Restaurantes en Lucena
Restaurantes en Montilla
Restaurantes en Nigüelas
Restaurantes en Priego de Cordoba
Restaurantes en Zuheros